Calamidad, protestas y caída del Gobierno llegaron tras la explosión en el Líbano

/ FOTO: AFP.

Siete días después de la explosión en el puerto de Beirur, que acabó con la vida de al menos 165 personas, el frágil Gobierno del Líbano ha caído en medio de protestas violentas que se repiten en las calles y que exigen la dimisión de todos los dirigentes del país.

EN VIDEO: Fuerte explosión sacudió a la capital del Líbano.

En una jornada en la que 3 ministros -los de Justicia, Finanzas y Juventud- habían adelantado el destino de todos los miembros del gabinete al presentar su renuncia, el primer ministro libanés, Hasan Diab, anunció lo que ya todo el mundo esperaba

Primer ministro Hassan Diab. / FOTO: EFE.

“Damos un paso atrás para estar con la gente, para combatir con ella por el cambio. Por eso anuncio hoy la renuncia de este Gobierno”, dijo Diab en un mensaje a la nación en el que habló de la lucha contra los corruptos y la necesidad de tener un Ejecutivo de salvación nacional.

Renuncia en medio de protestas

/ FOTO: AFP.

El anuncio llegó en medio de protestas por tercer día consecutivo en los alrededores del Parlamento y la Plaza de los Mártires, el núcleo de la revolución que comenzó el pasado 17 de octubre, que se llenó una vez más de fuegos artificiales.

Los manifestantes arrojan piedras a lo que los agentes responden con el lanzamiento de gran cantidad de gases lacrimógenos, según las imágenes retransmitidas por televisión y captadas por los reporteros gráficos.

Los manifestantes responsabilizan de la catástrofe de Beirut a la “clase política” que “lucha con todos los medios sucios”.

Los choques han causado hasta el momento 45 heridos, de los cuales 7 han sido trasladados al hospital, informó Cruz Roja libanesa.

Las fotos de recuerdo hablan de destrucción

Panorámica después de 6 de la explosión. / FOTO: EFE.

Desde la carretera, se ve el almacén en el que explotó el cargamento de 2750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban 6 años almacenadas en el puerto, el principal del Líbano, donde ahora hay barcos volcados y otras instalaciones destrozadas.

La explosión ha dejado hasta el momento 160 muertos y 6000 heridos, según el último recuento oficial del Ministerio de Salud, después de que el Ejército libanés haya dado por concluida la primera fase de las labores de búsqueda de supervivientes y este lunes haya anunciado la recuperación de 5 cadáveres.

Una veintena de personas continúa desaparecida desde la explosión, según el departamento de Salud.

La explosión del puerto es la mayor catástrofe que sacude al Líbano desde la guerra civil (1975-1990) y la ofensiva que Israel lanzó contra el grupo chií Hizbulá en 2006, que también tuvo como objetivo partes de Beirut. Pero la destrucción no fue tan extendida.

Le puede interesar: Embajador en el Líbano confirmó que 2 colombianos resultaron heridos en explosión en Beirut.

Ayuda alimentaria

La Organización de las Naciones Unidas, ONU, advirtió este lunes de que la destrucción en el puerto de Beirut ha puesto en gran peligro el suministro de alimentos y adelantó que en 2 semanas espera poder descargar 17.500 toneladas de harina para que el Líbano no se quede sin pan.

“Estamos tratando de que al menos parte del puerto esté operativa para traer trigo”, indicó desde Beirut David Beasley, el jefe del Programa Mundial de Alimentos (PMA), durante una reunión por videoconferencia con los países de la ONU sobre la situación tras la explosión de la pasada semana en la capital libanesa.

Beasley recordó que el 85 % de los alimentos que se consumen en el Líbano son importados y que el 85 % de la harina que entra en el país llega a través del puerto de Beirut.

Con información de EFE