¡Bravo!, 14 exhabitantes de calle se graduaron de su proceso de resocialización

/FOTO: CORTESÍA

Salir de la drogadicción y las calles no debe ser nada fácil, por eso, cuando hay procesos de resocialización exitosa hay que aplaudirlo. Esta vez, 14 personas que eran habitantes de calle, en Medellín, lograron graduarse de su programa de ayuda y regresar al mundo real.

Los ciudadanos recibieron sus diplomas, como una forma de reconocimiento por las competencias que adquirieron, luego de contar con atención desde las áreas psicosocial, nutricional y pedagógica, que les permitieron acceder a espacios académicos y cursos ocupacionales a través del Sena.

Además, recuperaron los vínculos familiares y sociales que habían perdido debido a la vida en las calles. Esto se logró por medio de intervenciones y acompañamiento profesional.

Me siento muy orgullosa porque no pensé que iba a terminar este proceso como lo hice. Aquí me enseñaron primeros auxilios, manipulación de alimentos, también me gradué de barbería este año; me enseñaron panadería, repostería, aseo hospitalario; nos hacían talleres ocupacionales y creativos, además de deporte, y nos explicaron cómo cultivar en huertas. Me siento muy feliz por reeducarme después de haber estado 17 años en la calle”.

Estefanía Saldarriaga, una de las beneficiarias.

De los 14 graduados, 5 permanecieron en el proceso de resocialización durante 12 meses, mientras que los 9 restantes estuvieron entre 15 y 18. Este tiempo varió dependiendo de la modalidad en la cual se encontraban inscritos. En el transcurso de 2020, se han graduado 34 personas en habilidades de barbería y 9 más como operadores terapéuticos, demostrando que es posible vencer la adversidad y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos que tuvieron una experiencia en las calles.

Antecedente: ¡Buena esa! Dejaron de ser habitantes de calle para volverse operadores terapéuticos.

“Estamos muy contentos por los logros de estas personas porque es la muestra de que sí se pueden recuperar los proyectos de vida y tener una segunda oportunidad. Invito a las personas que tengan familiares habitantes de calle para que los busquen y los apoyen a ingresar a nuestro sistema”.

Secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.