Así es el sexo web en los paisas

/FOTO: SHUTTERSTOCK.

Qué mejor manera de saber cómo se consigue sexo por internet que buscándolo. AnitA27 fue el usuario que creamos para chatear en una página web que sirve para obtener sexo online o para pactar una cita amistosa o sexual. En dicha cuenta no pusimos foto, pero si usamos una frase para la descripción: “Mujer amistosa y ardiente, que busca placer”.

En cuestión de unos 10 minutos ya teníamos 38 mensajes en nuestra bandeja de entrada. Propuestas las que quiera desde “tengamos una relación” hasta “quiero chuparte los pies”. De entrada nos dimos cuenta que en estas plataformas online los contactos para tener encuentros sexuales se consiguen de una.

Los chat

“Hombre serio buscando una charla para ver qué química hay y hasta donde se puede llegar. Aunque haya más fotos de mi pene que de mi rostro puedo llevar una agradable charla, no todo es sexo, a veces hablar de otros temas es bueno”.

Esa es la descripción de nuestro primer chat; el perfil tiene 4 fotografías de las partes íntimas de un hombre. Solo hay una foto del rostro de quien sería el dueño de esa cuenta. Asegura ser joven y cuenta que no ha tenido aún ningún encuentro sexual físicamente con alguien que haya conocido a través de la web, pero aclara que le encantaría tenerlo.

“Las fotos de mi pene son porque me gusta como lo tengo y la gente constantemente me lo halaga. Más que sexo me gusta una amistad”, dice el chico, supuestamente de 26 años, con el cual no seguimos conversando.

“Hola, cuando quieras lo hacemos por WhatsApp y después real, dame tu número de celular y empezamos a hacer cosas ricas”. Eso decía otro de los perfiles por el que nos saludaron. Como nos dejó su teléfono lo llamamos, pero ahora como periodista. También es joven, 27 años, de Medellín y afirma que le va muy bien levantando sexo por las plataformas digitales.

“Cree mi cuenta hace 3 años y en este tiempo he tenido sexo físico con unas 14 mujeres, he hecho tríos y del sexo virtual ya perdí la cuenta. Ahora no me estoy moviendo mucho por ahí porque he estado ocupado por el trabajo, pero uno pasa muy rico. Lo más peye de esto es que la gente crea mucho perfil falso y engaña. De los encuentros sexuales que he tenido por los diferentes chat o aplicaciones algunos me han prosperado y nos vemos ocasionalmente”, describe a quien llamaremos Santiago.

Hasta aquí lo que más llama la atención es que la mayoría de los perfiles son de gente joven. Según los investigadores de la Unidad de Investigación en Sexualidad y Sida (SalusexUnisexsida), de la universidad de Valencia, España, el cibersexo es un fenómeno creciente en la sociedad actual y con una importante incidencia en los jóvenes, tanto hombres como mujeres. Estos investigadores han detectado que un 10 % de adolescentes que usa Internet con fines sexuales presenta niveles de riesgo de adicción a esta actividad. ¡Así que pilas con sus hijos!

/FOTO: SSTOCK.

Sexo a un clic

Santiago usa diferentes páginas y aplicaciones para lograr placer. “Para mí esto siempre es chévere porque cada vez es una aventura nueva. Me gusta tener sexo por internet, pero más me gusta cuando se da el encuentro físico porque es mejor de carne y hueso. Verse con alguien pasa mucho, claro que eso depende de la química que hay a la hora de hablar”.

Y es que, según este paisa, a quien le guste el sexo y no lo haga seguido es porque no conoce internet. “Es algo muy factible y fácil conseguir encuentros sexuales porque todo el mundo quiere es placer y lujuria cuando nos metemos a esas páginas o aplicaciones. A la gente que le da dificultad tener sexo en su vida deberían usar estas alternativas porque se consigue de una”, narra él, quien dice pasar por lo menos 3 horas diarias en sus cuentas que tiene fines sexuales.

En Medellín hay hasta chat de WhatsApp

Según nuestro protagonista, en la ciudad no solo hay aplicaciones y páginas para sexo, pues él está en diferentes grupos de WhatsApp donde se busca placer.

“Lo que se hace mucho entre las personas que nos mantenemos en este mundo es que creamos grupos de WhatsApp para cuadrar los encuentros sexuales. En este momento estoy en 3 y se crean de las personas que visitamos las web. Esto funciona muy bien porque tiene el contacto uno directo en el celular. En este momento hablo con 4 personas”, dice y reconoce que puede llegar a haber adicción.

“Lo que más me ha gustado que he hecho es un trío que cuadré con una pareja. Desde que lo hice quedé como obsesionado por hacer más, pero es difícil encontrar seguido esto”.

/FOTO: SSTOCK.

Y es que la adicción a este tema es tan constante que en España se creó Adisex, la primera plataforma para el diagnóstico y tratamiento online de las adicciones al cibersexo. Para que se haga una idea de cómo funciona todo este tema de la adicción al sexo por internet póngale cuidado a estos datos: según los investigadores de Journal Of Sex and Marital Therapy, revista científica, determina que entre jóvenes de 18 y 25 años, el 90,7 % hace un uso recreativo de internet, el 9 % está en posición de riesgo y el 0,3 % sufre la patología de adicción al sexo.

Además, en dicha investigación desdoblan las cifras por sexos, lo que da como resultado que los hombres son más activos y propensos a adicciones que las mujeres. Mientras que en las mujeres apenas alcanzan el 2 %, en los hombres el porcentaje sube hasta el 20 %. Como leyó todo en exceso se puede salir de control. Por eso es muy importante que si entra a buscar placer en la web lo haga con precaución, ya que como vio de manera online se consigue el sexo que quiera y sin ninguna condición.

Lo que dijo la experta

Eliana Mejía, sexóloga.

¿Es normal buscar sexo por internet?

“Eso tiene que ver con la frecuencia que se haga, no con que sea adecuado o no. En la comunidad, en general para las personas mayores no ha sido tan cotidiano el asunto, pero para los jóvenes sí es lo que está mandando la parada. Establecer relaciones por Facebook, Instagram, páginas de chat y demás aplicaciones. Se hacen novios, amigos y amantes por internet. Este fenómeno empezó en el mundo fuertemente hace unos 18 años, que fue cuando se comenzó con toda esta virtualidad en las relaciones.

“Esto es porque a la gente le cuesta mucho comprometerse o darles nombre a las relaciones. Lo que permite la internet es eso de estamos, pero no estamos y de alguna manera eso le gusta a la gente porque pueden tener varias relaciones”.

¿Se puede volver adicto al sexo por internet?

“La adiciones o las obsesiones siempre nacen de represiones o de carencias. Entonces cuando se da una obsesión por la pornografía, el sexo virtual, la masturbación o esos encuentros de placer con desconocidos, eso siempre es porque en la infancia te han reprimido ese aspecto sexual o te han satanizado la sexualidad. Entonces se asocia el sexo con algo negativo y por eso la gente termina haciendo sus cosas de manera oculta. Siempre cuando estas cosas pasan se habla de un trauma, que se expresa queriendo todo el tiempo buscar sexo en la web.

“Pero una persona que sea tranquila, que se meta esporádicamente a hacerlo, no se oculte y no se obsesione porque hay gente que deja de hacer sus ocupaciones del día por estar pegado de la web, está bien”.

¿Cuándo es apto tener un encuentro físico sexual con alguien que conocí por la web?

“Si es entre personas adultas, los 2 quieren hacerlo y hay un consentimiento, está perfecto. Cuál es el problema que en algunas ocasiones la gente lo ve muy cotidiano y no se cuidan. Esto no se refiere solo a ponerse un condón porque ha habido personas que han asesinado o que les transmiten sida. Sin importar el contexto donde se esté buscando sexo, hay que cuidarse”.

Háblenos sobre prácticas de autocuidado

“Se tienen que asegurar que con quién chatean sí es la persona de las fotos. Entonces como mínimo antes de verse poner la cámara. No dar datos personales ni hablar de las cosas materiales que se tiene. Si ves que esa persona tiene llagas o heridas en sus genitales no hacer sexo oral, no llevar a esa persona de primerazo a la casa, en fin, ser discretos”.

¿Es más difícil conseguir pareja y sexo ahora y por eso la gente busca internet?

“No creo que la situación haya cambiado, lo que pasa es que hay un cambio en la mentalidad de la gente respecto a la liberación. Estamos, por ejemplo, en una época en la que las mujeres también les gusta el sexo casual y las relaciones sin compromiso. Además, disfrutar, pero les cuesta ser frenteras con el asunto porque la sociedad las juzga. Siempre se ha dicho que tu valor es el cuerpo, entonces si se lo entregas a cualquiera pierdes tu valor, eso es una idea absurda. Entonces internet les permite estar sin ese tipo de señalamientos”.