A Máscara, el de el Mesa, lo atraparon delante de su familia

Alias Máscara.

Luis Diego Palacio Durango se hizo conocer en el mundo del hampa en Bello como miembro de la banda delincuencial el Mesa. Allí lo identificaban con el alias de Máscara y así fue reseñado en un cartel de siluetas de los más buscados de esa estructura criminal, en la que su apodo aparece junto a otros 16 señalados delincuentes.

Pero, aunque las autoridades lo buscaban por cielo y tierra, no lo ubicaron en el territorio donde ejercía su principal injerencia delictiva. Palacio fue detenido a las 11:00 a.m. de este viernes por miembros de la Policía en una vivienda de Robledo, adonde estaba reunido con familiares.

En las audiencias preliminares, realizadas ante un juez penal de Medellín, con función de control de garantías, a Máscara le imputaron cargos por el delito de concierto para delinquir, en calidad de cabecilla. Él los aceptó y por eso será condenado.

Según los expedientes judiciales, este hombre fungía como coordinador de zona de el Mesa y cabecilla del ala sicarial.

Las evidencias reflejan que Palacio Durango delinque desde el 2005 con esta organización criminal. Inicialmente se dedicó a cometer hurtos y al tráfico de estupefacientes en el sector El Tapón, una zona bellanita que siempre ha sido epicentro de plazas de vicio.

Con el pasar de los años Máscara ascendió en la estructura jerárquica de el Mesa, hasta convertirse en coordinador la El Chispero, donde, según las autoridades, el negocio del microtráfico deja ganancias mensuales de $ 120.000.000.

Actualmente, además de ser uno de los cabecillas del ala sicarial, era muy cercano a uno de los principales jefes de la banda, Jhonatan Alexánder Castrillón Arango, alias Pirry, quien fue capturado a mediados de septiembre.