A cabecilla de una banda de Robledo, que participó en la desaparición y muerte de Carlos Castaño, le clavaron casi 40 años de prisión

Oscar Darío López García, alias Osquitar o la Plaga. /FOTO: CORTESÍA.

A 38 años y 11 meses de cárcel fue sentenciado Óscar Darío López García, alias Osquitar o la Plaga, por el Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Medellín. La decisión, que se efectuó mediante un proceso de juicio oral, fue apelada por la defensa del procesado ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.

Este hombre, cabecilla desde 2015 de la GDCO (grupo delincuencial común organizado) Curazao, que delinque en los barrio Villa Santafé, Curazao y Robledo (occidente de Medellín), fue sentenciado por los delitos de concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla, homicidio agravado, extorsión agravada, desplazamiento forzado agravado y utilización de menores para la comisión de delitos.

De acuerdo a lo informado por la Fiscalía, Óscar Darío, en su rol de cabecilla, se encargaba de recibir el dinero de la extorsión de los habitantes, comerciantes y transportadores de la zona, aparte también coordinaba actividades de microtráfico y ordenar homicidios selectivos. Precisamente uno de los hechos que lo llevaron a ser condenado fue el asesinato de Jhoan Sebastián Álvarez Caicedo, conocido como Chocha, presunto integrante de la estructura.

El crimen ocurrió el 24 de enero de 2016, en el barrio Villas de Santafé. Esa mañana, en zona boscosa, fue encontrado el cuerpo de este joven de 25 años de edad, degollado y apedreado. En la escena del crimen también fue hallado un cable, con el cual se presumió que habría sido torturado, según los registros de prensa de esa época.

En este lugar fue encontrado sin vida el joven. /FOTO: ARCHIVO – RÓBINSON SÁENZ.

El homicidio sucedió porque días atrás Álvarez Caicedo supuestamente había intimidado a varias mujeres que se bañaban en una piscina para que se quitaran la ropa interior. El ente investigador le imputó cargos a Óscar Darío en calidad de cómplice.

¡Una joyita!

López García ya tenía experiencia en el mundo del hampa, tanto que participó en el crimen de un jefe paramilitar, fundador de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). “Dicha persona confesó su participación en el homicidio del cabecilla Carlos Castaño Gil en el 2004 y se desmovilizó con el Bloque Pacífico de las AUC en el 2005. De ser confirmada la decisión por el Tribunal Superior de Medellín, la Fiscalía podrá solicitar su exclusión de Justicia y Paz”, informó la directora Seccional Medellín, Hilda Mary Rengifo.

Carlos Castaño Gil. /FOTO: ARCHIVO COLPRENSA.