700.000 estudiantes presentarán pruebas Icfes con protocolos

El Ministerio de Salud decidió tomar medidas y definió los protocolos de bioseguridad que deberán emplearse para las Pruebas Icfes Saber Pro, las cuales son claves para definir el futuro educativo de quienes terminan su bachillerato.

El 14 de noviembre próximo se realizarían estas pruebas de Estado.

Recordemos que a principio de agosto se adelantaron las Pruebas Icfes Saber TyT, en las cuales se optó por una estrategia mixta (presencial y virtual) que no fue del todo buena, puesto que muchos estudiantes indicaron problemas en el desarrollo virtual de las mismas y finalmente se tuvieron que cancelar.

Así se manejará la logística

Deberán marcar zonas y salones para el distanciamiento de 2 metros entre estudiantes, igualmente contar con medidores de temperatura y formatos de información sanitaria.

En cuanto a desinfección, se dispondrán lavamanos, jabón líquido y toallas desechables, así como bolsas para desechos biológicos y gel en los accesos.

El material de estudio (cartillas de preguntas y hojas de respuestas) serán entregadas en sobres especiales y solo podrán ser manejadas por quien presenta el examen.

Las puertas y ventanas permanecerán abiertas para asegurar la ventilación. De acuerdo con expertos, es por la falta de infraestructura que se cierra la puerta a la opción virtual.

El Ministerio solicita autocuidado a los estudiantes

En la resolución 1346 se les pide a los estudiantes que intenten desplazarse en vehículos particulares, y que al llegar a la prueba lo hagan solos, a menos que por alguna discapacidad deban contar con un apoyo.

Durante las pruebas deberán hacer el lavado de manos cada tres horas.

La resolución 1346 del Ministerio de Educación señala que no presentarán la prueba quienes presenten síntomas de Covid-19.

¿Estos protocolos estuvieron bien pensados?

Daniela Cuervo, quien ha participado en la logística de las Pruebas Saber Pro, considera que es más un tema de autodisciplina y cultura para evitar que se reúnan a las afueras antes o después de las pruebas.

“Para evitar aglomeraciones, deberían habilitar colegios, aunque eso demandaría más recursos para pagar personal y artículos de aseo”.

Daniela Cuervo, experta.

Por Andrés Vera.